Buscando el enfoque

Una vez que conseguí volver a centrarme en mi objetivo, a dedicarle mi tiempo y mi atención, y a mantener cierto equilibrio emocional, decidí dar un paso adelante y añadir otro hábito ya más enfocado en cambiar mi aspecto físico.

Tuve la oportunidad de conocer a Julia, una entrenadora personal con muchos años de experiencia que decidió echarme una mano. Solo quedamos dos veces, pero me dejó una tabla de ejercicios que me recomendó hacer 4 veces a la semana… no llegué a las 4 veces, pero sí a las 3! En el post Entrenador personal. ¿Merece la pena? te cuento sobre esta experiencia. Además, me tomó las medidas y me animé a tomarme unas fotos para poder ver, más adelante, los cambios que conseguiría.

El mes de octubre me trajo también un viaje a Cerdeña para visitar a mi familia. Como te puedes imaginar, no fue fácil. Te cuento más en el post: Vuelta a los orígenes…. Y hablando de viajes, en el mes de octubre compré también mi billete de avión para pasar casi un mes en Malasia, aunque tenía algo de miedo que el cambio pudiera desestabilizarme.

Finalmente, y lo escribo con mucho orgullo, el 25 de octubre empecé mi máster en nutrición humana y dietética, y por eso decidí añadir al blog una sección de “Nutrición” donde te iré contando sobre lo que voy aprendiendo y experimentando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[addtoany]