Cambios físicos y emocionales después de 7 meses

Es increíble como se pasa el tiempo de rápido, sobre todo si vives en una ciudad como Barcelona. Nunca tienes tiempo, estás siempre ocupada y con prisa y, al cabo de un año, ni sabes lo que ha pasado en tu vida.

Este es otro aspecto que me ha traído mi reto: el descubrir la ventaja de pararme a recordar y a analizar lo que me ha ocurrido en los últimos meses y ver los cambios alcanzados.

Te recomiendo que pruebes este simple ejercicio, te ayuda a confirmar que vas en el buen camino, a priorizar y eliminar y, además, te da una sensación de satisfacción y energía para seguir adelante.

A principios del mes de abril, justo 2 meses antes de que se acabara el reto, me he vuelto a medir y a sacar fotos que te enseño en el post Cambios físicos después de 7 meses de reto. Aquí además, te cuento sobre mis entrenos y sobre los beneficios adicionales que ha traído la práctica del deporte.

Pero, como ya sabes, mi viaje hacia unos cuarenta saludables no está relacionado sólo con un cambio físico, sino también con un cambio a nivel emocional y mental.

De hecho creo firmemente, y lo he vivido en el reto, que los tres niveles están íntimamente relacionados y es difícil cambiar uno si no trabajas también en los otros dos.

Está claro que dar testigo de unos cambios a nivel físico es muy fácil, pero los emocionales y mentales pueden no estar tan claros. Por eso he decidido escribir el post Cambios emocionales después de 7 meses de reto.

Durante estos últimos meses de mi vida, de hecho, han ocurrido muchas cosas y, justo en el mes de abril, durante las dos semanas que pasé en Bulgaria me di cuenta de cosas que me han hecho tomar decisiones importantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[addtoany]