Los hábitos que me han ayudado en mi reto

11 de junio 08:00, Canggu, Bali. Estoy sentada delante de mi ordenador intentando recordar algo interesante que me haya pasado en el mes de mayo para así poder escribir un post útil sobre la experiencia. No se me ocurre nada. En mayo no pasó nada. Estaba en Barcelona, seguía con mi reto, pero no hice nada nuevo.

Llega el desayuno y empiezo a hablar con un compañero de alojamiento. Le comento mi frustración sobre no saber qué escribir porque en mayo no ha pasado nada nuevo en mi vida y que lo único que se me ocurre es escribir sobre los hábitos que he adoptado en los últimos meses y que me han ayudado en mi reto. Entonces me pregunta: “¿Sigues manteniendo todos esos hábitos? Porque si en mayo no ha pasado nada nuevo, pero seguías con esos hábitos, entonces jústamente deberías escribir sobre eso.”
Es increíble como un poco de perspectiva puede añadir tanto significado a algo que nos podría parecer de menor importancia, ¿verdad?

Hoy 14 de junio a las 7:38 de la mañana estoy sentada en el balcón de mi alojamiento en Ubud, otra vez delante de mi ordenador, disfrutando de una vista muy auténtica, escuchando a los pájaros, un gallo en la lejanía y una fuente delante de la piscina. Infinitamente agradecida por mi vida y por las fantásticas experiencias que me está trayendo.

Estar agradecida por mis experiencias, y mi vida, es uno de los hábitos que introduje en mi vida desde que empecé mi reto, pero no el único. No recuerdo exactamente en qué orden conseguí crear, y mantener, estos hábitos, pero aquí te dejo la lista que tampoco sigue ningún orden, porque todos tienen la misma importancia y todos han contribuido en ese trabajo de llegar a la mejor versión de mí misma físicamente, emocionalmente y mentalmente.

Aviso: algunos de los productos de los que te hablo a continuación pueden contener enlaces de afiliados y, si decides comprar alguno de ellos, me estarás invitando a un té, que me tomaré a tu salud, mientras seguiré creando más contenido gratuito para este blog. Gracias por tu contribución 🙂

Habits-that-help-claudiacanu.com

Meditación

En el pasado intenté varias veces introducir la meditación en mi vida diaria, pero por alguna razón, nunca conseguí que fuera una práctica diaria. Hasta que volví a intentarlo cuando estuve de viaje en Malasia, inspirada por el hecho de que una amiga con la que quedé en el viaje, iba a Myanmar para hacer un retiro de 10 días.

He estado meditando casi todos los días desde enero, excepto 2 días desde que estoy en Bali en los cuales unas distracciones y falta de organización me lo impidieron. Recuerdo que cuando estuve en Bulgaria y pasé la última noche en un hostal, no tenía ningún lugar donde poder meditar al despertar, hasta que llegué al aeropuerto y me encontré con un cartel que me indicaba donde estaba la ¡sala de meditación!

En absoluto soy una experta de meditación y mi práctica es bastante desastrosa porque aunque intente dejar mi mente en blanco, hay un río de pensamientos que surcan por mi cabeza. Aún así, no desisto. Al fin y al cabo la meditación es una práctica y no hay una única manera de meditar.

He conseguido introducir este hábito por la mañana, como una de las primeras actividades del día, inclusive antes de mi desayuno. La ventaja principal de esta práctica es la sensación de paz que me proporciona durante el día y una reducción de las emociones negativas que podrían surgir en circunstancias complicadas.

Si estás interesada en la meditación, pero no sabes por dónde empezar, quizás te interesa alguno de estos cursos baratos.

Entrenos

En el post Cambios físicos después de 7 meses de reto ya te he comentado sobre mis entrenos hasta abril. Desde mayo cambié a otra rutina HIIT de Fitness Blender, en la que, en lugar de repetir cada ejercicio tres veces, se cambia de ejercicio cada 30 segundo. Está pensada para las personas que, como yo, se aburren rápido hehe

Este vídeo no incluye los estiramientos finales, así que sigo haciendo los que aprendí en el vídeo anterior y, además, añado otros que me ayudan a mejorar mi flexibilidad.

Durante todo el mes de mayo fue fácil mantener el hábito de entrenar 3 veces a la semana porque estaba en Barcelona, pero, así como te conté en el post Cómo mantener tus hábitos saludables estando de viaje, es fácil seguir esta rutina también cuando estás de viaje porque no necesitas ningún aparato especial.
De hecho, lo que más me gusta de este tipo de entrenamiento es el hecho de poderlo hacer cómodamente desde casa, lo que me hace ahorrar el tiempo de traslado y me da completa libertad con los horarios.

Personalmente, me gusta más entrenar por la tarde porque me noto con más fuerza y también con más flexibilidad a la hora de hacer los estiramientos. Además, me encanta notar la sensación de cansancio y satisfacción cuando voy a la cama.

Finalmente, si eres prefieres una herramienta de entreno más completa, te recomiendo probar Ictiva.

El precio de por sí ya es barato, pero además, puedes usar mi código HEALTHMOTIVATION para conseguir un 20% de descuento y pagar menos de 5€ al mes.

Descanso y despertar temprano

En el proceso de aprendizaje sobre mí misma he descubierto que las primeras horas de la mañana son mis horas del día más productivas y el despertarme temprano ayuda en las tareas creativas y de aprendizaje.

Es por esta razón que cuando estuve estudiando el máster, me solía despertar a las 7h y a las 8h ya estaba sentada estudiando hasta las 10h. Eso fue lo que me permitió acabar toda la parte teórica del máster en menos de 4 meses.

Además, he tenido la confirmación de que soy la mejor versión de mi misma cuando consigo dormir 8 horas seguidas y, además, bien descansadas. Por esta razón, hago lo posible para que el descanso sea una de mis prioridades e intento estar en la cama para las 22:30h y leer un rato antes de dormir, para luego despertar alrededor de las 7h.
Claro está que los horarios típicos en España, como los de cenar después de las 21h no facilitan este tipo de rutina, pero querer es poder, ¿verdad?

Agradecimientos por la noche

Pasé por una temporada en la cual, antes de acostarme, anotaba en una libreta 3 cosas del día por las cuales estaba agradecida. Recuerdo que me sentaba en la cama y tomaba notas en la libreta, pero de alguna forma no me sentía cómoda y no llegaba a escribir todo lo que pasaba por la cabeza porque notaba que estaba con prisas.

Ese hábito lo he cambiado con uno parecido, pero en lugar de escribir, solo uso mis pensamientos. Una vez que ya estoy en la cama, cuando apago la luz de la mesita de noche, pienso en todo lo que ha pasado durante el día y doy las gracias tanto por las experiencias positivas como por las menos positivas. De esta forma el sueño se empodera de mí cuando en mi cabeza siguen rondando pensamientos positivos de gratitud. Esta práctica me ayuda, no solo a quedarme dormida en seguida, sino también a descansar mejor.

Keep-learning-claudiacanu.com

 

Aprendizaje continuo

A parte por el máster en nutrición, gracias al cual he podido solucionar muchas dudas sobre temas de alimentación que me tenían muy confundida, sigo leyendo muchos libros, algunos relacionados con alimentación y otros más de crecimiento personal. Prometo que haré una lista con todos los que más me han gustado para contarte también en qué me ha ayudado cada uno.

Ahora mismo estoy leyendo [easyazon_link identifier=»6073158289″ locale=»ES» tag=»cofbrubcn-21″]La grasa no es como la pintan[/easyazon_link], un libro en el que la autora demuestra, a través de estudios científicos y fallos en la historia, que la dieta baja en grasa, que nos han sugerido hasta ahora, no es la más saludable.

Además me he vuelto muy fan de TED, una asociación sin ánimo de lucro dedicada a organizar conferencias y charlas por el mundo cuyo contenido se difunde online y es gratuito. Hay videos de temas muy diferentes y he encontrado muchos relacionados con la nutrición. En su página web tienen los más importantes y, además, tienen una lista completa en su canal de Youtube. Tanto en su página como en youtube puedes crear listas por temas para guardar los vídeos que más te han gustado. Estos vídeos me acompañan a menudo durante mis comidas y cenas, y representan otra forma para seguir aprendiendo.

Creo que un continuo aprendizaje nos ayuda a crecer como personas y a ser mejores humanos, además de darnos poder para luchar contra la mala información que puede ser muy dañina y controladora. Estoy muy de acuerdo con la frase: “Conocimiento es poder”.

Otra opción para aprender nuevas habilidades es apuntarse a la página Skillshare donde tienes acceso GRATUITO a todos sus cursos durante 2 meses y sin compromiso.

Otro hábito muy importante que he cambiado durante mi reto ha sido el alimenticio, pero te he hablado ampliamente de ello en el post Mis trucos en la cocina para comer siempre saludable y, además, rico. Me imagino que este hábito en concreto pueda ir cambiando según los conocimientos que vaya adquiriendo, según los cambios de mi cuerpo y del nivel de conexión que seguiré teniendo con él. De todas formas, lo más importante es saber que he podido eliminar mi adicción a los dulces industriales y comida ultra-procesada, un cambio que trajo resultados muy importantes.

Y tú, ¿has introducido recientemente algún nuevo hábito en tu vida diaria?
¿Te apetecería que profundice más sobre algunos de estos hábitos?
Déjame un comentario aquí abajo y cuéntamelo todo.

Gracias por tu visita!

Un abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.